Transporte aéreo

 

 

Ante la emergencia climática, el transporte aéreo ha iniciado su transición. Para que sea un éxito, hay un factor que resulta crítico, a corto y largo plazo: la incorporación de combustibles de aviación sostenibles para reemplazar el queroseno convencional.

Para apoyar al sector aéreo, Elyse Energy ha decidido integrar la producción de combustibles de aviación sostenibles en sus programas industriales.

El transporte aéreo ante el reto climático

 

El transporte aéreo origina más del 2 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, una parte limitada en términos absolutos, pero que va en aumento debido al crecimiento del sector. Ante la emergencia climática, el sector apuesta por un crecimiento neutro en carbono a partir de 2020, y se ha fijado un objetivo de cero emisiones netas en 2050. La consecución de estos objetivos se basará en una serie de medidas: progreso tecnológico, mejoras operativas en la navegación aérea, recurso a mecanismos de compensación y despliegue de combustibles de aviación sostenibles.

 

Los combustibles de aviación sostenibles, un eje para la descarbonización del transporte aéreo.

 

En un sector que ya ha reducido a la mitad el consumo de combustible por pasajero en las últimas dos décadas, el uso de combustibles de aviación sostenibles será crítico. Según los escenarios previstos, estos combustibles podrían representar entre el 50 y el 70 % del suministro de aquí a 2050, y contribuir en más de la mitad a los objetivos de descarbonización. El marco normativo está cambiando rápidamente en este sentido con mandatos de incorporación ambiciosos en Europa o mecanismos de créditos fiscales en Estados Unidos. Más allá de las restricciones reglamentarias, las aerolíneas y los transportistas de carga están multiplicando sus compromisos, con unas trayectorias a menudo más ambiciosas que las exigencias reglamentarias, como el anuncio de Air France-KLM de incorporar un 10 % de combustibles sostenibles a partir de 2030.

 

Elyse Energy está a la vanguardia de los combustibles de aviación sostenibles con sus proyectos BioTJet y AVEBIO. Su enfoque híbrido, que combina biocombustibles avanzados y combustibles sintéticos, le permite responder a diferentes segmentos del mercado y ayudar a sus clientes a aumentar su demanda.

Nuestros

proyectos

 

Diseñamos, desarrollamos, financiamos, construimos y operamos plantas de producción de moléculas bajas en carbono en Francia y la península Ibérica. ¡Descubra nuestros proyectos!

BioTJet
Primera unidad industrial francesa de e-bioqueroseno avanzado, enriquecido con hidrógeno bajo en carbono, en asociación con Avril, Axens, BioNext e IFP Energies nouvelles.
eM-France
Producción de 500 000 toneladas anuales de e-metanol en 4 polos químicos para valorizar el carbono y dar una solución a la descarbonatación de productos químicos y del transporte marítimo.
eM-Iberica
Producción de 1 millón de toneladas al año de e-metanol a partir de electricidad renovable y carbono reciclado en 7 centros de producción en España y Portugal.
Avebio
Proyecto de I+D que explora la conversión de CO2 en queroseno sintético en colaboración con la greentech Khimod.

Póngase en contacto con nosotros

 

Ver nuestras ofertas

¡No se pierda nuestras

noticias!

 

Para estar al tanto de nuestras novedades y el avance de nuestros programas, ¡suscríbase a nuestro boletín!

 

Newsletter